La cultura de la violación. ¿Qué podemos hacer desde el ámbito educativo?

Cada 8 horas violan a una mujer en España.

En el 99% de los casos denunciados, los responsables de las violaciones son hombres.

Estos datos se repiten en todo el mundo.

 ¿Qué es la cultura de la violación?

La “cultura de la violación” es un término que fue usado por primera vez en los años 70 por feministas estadounidenses. Dicho concepto “vincula la violación y la violencia sexual a la cultura de una sociedad en la que lo habitual es normalizar, excusar, tolerar e incluso perdonar la violación, y al mismo tiempo, culpabilizar a la víctima”. (Nuria Varela).

La cultura de la violación gira en torno a tres ejes:

  1. Negar la violación.
  2. Culpabilizar a la víctima (cuando ya no sea posible negar la violación).
  3. Pensar que las mujeres adoran que las obliguen, aunque no lo reconozcan.

Miguel Lorente (médico forense y exdelegado del Gobierno para la violencia de género) afirma que la cultura de la violación “hay que situarla en el contexto del machismo, de la desigualdad de la sociedad en la que el hombre considera que puede usar a la mujer como quiera”.

 ¿Cómo se manifiesta la cultura de la violación?

La cultura de la violación se manifiesta de distintas maneras, por ejemplo:

  • Culpando a las víctimas de violaciones debido a su forma de vestir, su actitud, el consumo de alcohol, etc. Es típico escuchar frases como: “seguro que se lo busco”, “iba provocando”, etc.
  • Argumentando que sólo violan a las mujeres promiscuas.
  • Quitando importancia a las agresiones sexuales o dulcificándolas.
  • Dar consejos a las mujeres sobre cómo comportarse y vestir para evitar ser violadas, en vez de enseñar a los hombres a no violar.
  • Aceptando el acoso en la calle, argumentando que son piropos y se quiere halagar a las mujeres.
  • Trivializando las agresiones sexuales haciendo videos, bromas o contando chistes al respecto.
  • No tomando en serio las acusaciones de violación.
  • Etc.

Todas estas manifestaciones podemos verlas a diario en la calle, en los medios de comunicación, en las aulas, en el trabajo… Entre adultos, jóvenes, adolescentes, …

Ejemplos al respecto en estos videos:

¿Qué podemos hacer desde el ámbito educativo?

Para combatir la cultura de la violación, los docentes debemos dedicar más tiempo a la dimensión socio-afectiva de la personalidad de nuestros alumnos/as, fomentando el uso de actividades coeducativas. “La coeducación es un método educativo que parte del principio de la igualdad y la no discriminación por razón de sexo. Coeducar significa no establecer relaciones de dominio que sometan a un sexo a otro, sino incorporar en igualdad de condiciones las realidades y la historia de las mujeres y de los hombres para educar en la igualdad desde la diferencia”.

A través de actividades coeducativas, entre los aspectos que debemos trabajar con nuestros alumnos están:

  • Evitar el uso del lenguaje que degrade o despersonalice a las mujeres.
  • No tolerar los chistes ni las bromas, ni el intercambio de videos sobre violaciones.
  • Respetar el espacio ajeno incluso en situaciones distendidas.
  • No molestar a una mujer cuando vuelva a casa, ni seguirla pretendiendo ligar con ella.
  • Hacerles entender que no es no, y que no deben tocar a una chica sin su consentimiento explícito.
  • Evitar piropear a las mujeres por la calle, aunque parezca algo inofensivo es acoso sexual.
  • No enviar fotos con contenido sexual a mujeres pretendiendo ligar con ellas, eso también es acoso sexual.
  • Apoyar a las victimas de violación y hacerles ver que en el 100% de los casos el culpable de una violación es el violador.
  • Criticar los mensajes que llegan de los medios de comunicación sobre mujeres, hombres, relaciones y violencia.
  • Detectar estereotipos machistas y ser críticos con ellos.
  • Corregir y hacer reflexionar a otros y a nosotros mismos sobre comportamientos machistas.
  • Conocer las secuelas psicológicas de las víctimas de una violación.
  • Etc.

Por otro lado, a nuestras alumnas debemos dejarles claro:

  • Que la mujer no es la culpable de la violación, sino la victima. Su forma de vestir y de actuar no es motivo para ser víctima de una agresión sexual porque nada lo justifica.
  • Debemos enseñarles también a detectar estereotipos machistas y ser críticas con ellos. Da igual que vengan de nuestro entorno o de los medios de comunicación.
  • No deben quedarse calladas ante actitudes machistas, sino hacer ver que eso no es correcto.
  • Deben denunciar situaciones de acoso sexual o violaciones sin miedo a ser señaladas, porque el que viola es el que actúa mal, no ellas.
  • Etc.

Fuentes:

https://www.lanacion.com.ar/2074358-la-cultura-del-machismo-encubierto
https://www.drogasgenero.info/la-cultura-la-violacion/
https://psicologiaymente.net/social/patriarcado-machismo-cultural
https://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/2014/08/18/la-cultura-de-la-violacion-guia-para-el-caballero/
http://www.oneinfourusa.org/statistics.php
https://www.tribunafeminista.org/2017/11/la-cultura-de-la-violacion-la-cultura-de-la-impunidad/
https://verne.elpais.com/verne/2016/11/24/articulo/1480008430_822703.html
https://es.wikipedia.org/wiki/Coeducación

 

 

 

Los comentarios están cerrados.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: